Capítulo Tercero: En busca del mando perdido, una de agujetas por favor

En el Trabajo

La verdad es que esta semana no he tenido muchas novedades en el trabajo, no hay mucho que contar… No ha sido una semana difícil pero tampoco fácil.

Estamos ahora en temporada baja por lo que tenemos menos influencia de personas extranjeras pero los nacionales aquí están y no los moverán … Por cierto, mi «super trabajo» está en un campo de golf… ese «club» al que tanto me refiero y «adoro».

golf.jpg

En un campo de golf  los meses de verano son temporada baja es decir, hace demasiado calor para los extranjeros que se van a sus países a pasar allí estos meses, así que nos quedamos con los abonados que tenemos y visitantes nacionales y algún que otro extranjero despistado que no ha emigrado.

Y ahora además contamos con el nuevo que por lo menos empieza a trabajar con tranquilidad, ya que en temporada alta esto es un «caos», mucha gente, sin sitio, sin reserva, y encima sin saber jugar con lo que retrasan a los demás y tenemos mucho trabajo.

Pues eso, como ya ha venido el «chico nuevo» ahora todo vuelve a la normalidad,es decir que ya puedo volver a trabajar rotando!!! Semana de mañanas y semana de tardes… ya puedo aprovechar porque nunca se sabe cuanto puede durar esto. Yo aprovecharé que tengo una semana de vacaciones e intentaré tomar todo el sol que pueda porque luego en el trabajo lo único que puedo conseguir es un «moreno obrero».

Y sobre todo, cuando voy al gym con camiseta sin mangas se nota y doy la nota…

Bueno por lo menos esta semana de vacaciones intentaré desconectar del trabajo y me pondré con otras cosas. Lo malo es que las vacaciones tienden a pasar muy rápido.

Porque en el trabajo las horas pasan lentas y en vacaciones tan rápidas??. Ya os contaré…

vacas

Cosas de casa

Pues para no andarnos con rodeos, lo más destacado esta semana ha sido mi odisea personal de buscar el mando del aire acondicionado….

Todo porque cuando volví del examen de inglés la semana pasada, me estaba asando de calor, no sólo por los nervios que traía sino porque fuera hacía bastante calor, y la ventana abierta no ayuda…entran bichos de todo tipo menos aire… así que se me ocurrió la idea de encender la maquina del aire, genial…le doy al botón de encendido y … el mando está ¿¿¿??? Me entraron más calores porque el mando no estaba donde debía estar .

(Hay que aclarar que soy un desastre en cuanto a orden y limpieza en casa), así que me tocó hacer un poco de limpieza… que si tirar papeles, rebuscar en todos los cajones del salón, de la cocina , de las habitaciones…hasta en el baño!!!…

Al pasar 2 horas desistí, me di una ducha y así me pasó el calor y me puse a mirar en Internet aparatos de aire portátiles…Mi casa es de alquiler y por no molestar al dueño pues me compro uno portátil para mí.

(No es que me sobre el dinero).

desorden.jpg

Otra de las cosas que pensé fue en hablar con una compañera de la limpieza de mi trabajo, ya que teníamos antes apartamentos de alquiler parecidos al mio, quizás tuvieran algún mando perdido o que pudiera usar yo, pero bueno lo que estaba claro es que tenía que estar en mi casa por algún lado, y aunque me pasé toda la tarde buscando, al día siguiente estaría más centrado y lo lograría localizar (positivismo), pero al día siguiente más de lo mismo, y al otro …

Así que le envié un mensaje a mi compañera, dijo que me lo buscaría a ver si encontraba alguno.

Mientras me puse a mirar con la linterna del móvil por detrás de la mesa del ordenador por si se me había colado por ahí…..pero no.

Porqué cuando buscas algo no lo encuentras y cuando ya no lo necesitas aparecen sin más???????!!!!!!!.

No me preguntéis que hice, yo ya estaba pensando en que se solucionaría si mi compañera me conseguía el mando de otra casa y me puse a barrer… pues en el momento en que levante la alfombra que estaba debajo del sofá…anda mira!!! el mando!!! me c**** en todo!!!…

Y mis niveles de tranquilidad subieron un montón…

Me puse contento y todo por haber encontrado el mando, no me lo podía creer y todavía sigo pensando como pudo el mando ir a parar ahí, debajo de la alfombra del sofá!!!En fin, prefiero no pensarlo.

El caso es que me puse como loco a escribirle a mi compañera, darle las gracias por buscarme un mando pero como era lógico ya no lo necesitaba…Ya la invitaré a un café otro día por perder el tiempo buscando algo que ya tenía yo.

encontre.jpg

Mira que me encantan las películas de búsquedas de tesoros pero como la vida misma no hay nada….Mi vida es así, una aventura día a día!!!

Hoy toca «Pilates»… Mañana agujetas!!

Pues sí hoy por fin pude volver al gimnasio…

Después de un mes eso si, llegué como una media hora antes y me puse a guardar cola delante de la clase, como siempre era el primero pero no  me importa, así miro un poco el móvil antes.

Al rato empezaron a llegar mis «compis de clase», y que si saludos, cuanto tiempo y ponernos al día no sólo de nuestras vidas sino también de que ha cambiado en el gym (clases nuevas, profes nuevos,…)«cotilleos»

Total que llego el profesor y nos mando pasar la pulserita por el lector de la clase para ir entrando….Oh Oh….primer error, no había registrado mi reserva de la clase!!…

Me puse rojo de vergüenza y le dije a una compi que me guardara sitio dentro, y me fui corriendo a la entrada para reservar la clase (si no reservas, al pasar la pulsera te sale rojo en el lector y no puedes entrar).

Desde luego media hora antes en el gym y no reservo…Las cosas de no venir en un mes….se me olvidan!!!.

Y el profesor mirando iluso como, el que estaba primero en la cola se vuelve a la entrada porque no había reservado….Ese soy yo!!!. Si no hago algo mal no sería el mismo, jajaja.

quevamosahacer

Total que cuando llegué a la clase, ya tenía el equipo preparado gracias a mi compi para empezar la clase; colchoneta, mi toalla, la botella, fuera zapatos y…. que es eso?? una rueda para las piernas???

Comor….Si es que parezco nuevo, de vez en cuando los profesores incluyen objetos para intensificar los ejercicios (pelotas, cintas, aros, mancuernas,…) y esta vez la rueda.

Esa que te pones normalmente entre las piernas y haces fuerza para cerrarlas.

El caso es que me descolocó un poco, pero bueno, esa rueda y yo nos conocemos de otros gimnasios (jejeje..)

Al que no conozco es al profesor, que por lo visto le encanta innovar ejercicios, porque desde el primero (el calentamiento) cogemos el aro con los brazos y los elevamos subiendo a la vez una rodilla y guardamos el equilibrio ( yo me caigo al suelo…).

Después te tumbas y te pones el aro entre los tobillos y a subir las piernas (el aro se me resbala y sale rodando por la clase…).

Ahora tumbados boca abajo cogemos el aro con las manos, lo metemos por los pies y nos columpiamos estirando nuestro cuerpo hacia arriba( yo me voy rodando al otro lado y el aro se va dando botes hacia el otro…)

Coordinación 100%, de aquí a las olimpiadas seguro!!!.

aropilates.jpg

Ahora recuperamos aire mientras yo voy a ver si se me bajan los colores (estoy rojo tomate) y ya de paso recupero el aro que se ha ido de viaje a la esquina …. lo más lejos, y ya si eso me quedo allí acurrucado y escondido, no os preocupéis por mi…Así aprovecho y ya me doy de golpes contra la pared por lo bien que estoy de coordinación hoy.

En fin, cuando ya mis compis terminaron de reírse y el profesor me miró seriamente y dijo «vamos a ir terminando mejor»….Perdón!!! Eso va por alguien??? Tan mal lo hago???….

El último ejercicio para ir terminando este sufrimiento fue, repetir lo del aro entre los tobillos (en serio?que se me va a volver a caer!!!), y estiramos piernas y las encogemos, y yo me pasé todo el ejercicio encogido porque si estiraba las piernas, estas por alguna razón no paraban de temblar…parecía que me estaban dando espasmos…así que mejor paso de hacerlo.

Y como no, el último ejercicio de verdad (la broma recurrente de todo profesor con lo de «ultimo» cuando no lo es).

El último de verdad, fue sentarnos con las piernas cruzadas, y las manos en posición «Buda» y respirar 3 veces profundamente….Y fin!!!!!.

budapilates

Me levanté como pude, estaba algo mareado y me temblaban las piernas y la barriga(pero eso por reírme tanto en clase).

A la salida habían 3 chicas poniéndole los pies en alto a otra que se encontraba mareada y tumbada en una colchoneta…(podía haber sido yo, pensé), pero no….yo parecía tranquilo, sereno, con un leve hormigueo y tembleque en las piernas.

Y yo feliz y contento mientras caminaba hacia la salida del gimnasio pensando «Ya verás las agujetas esta semana».

 

Tener vida social cuesta lo suyo!!!. Pero la próxima semana volveré….Dolor y sufrimiento!!!

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.